20/10/19

Enseñanza Oasis de Adoración 20 10 19






«Es necesario orar siempre, sin desfallecer» (Lc 18, 1)

      Con tristeza vemos cómo cada vez más avanza la maldad en el mundo. Sin embargo, frente a los peores escenarios, lo que siempre nos salvará es nuestra relación con DIOS, El rendirnos ante Él y abrirle el corazón. Recarguémonos en el corazón de Jesús para que nos renueve. El Señor es el Amor de los amores, Él nos AMA siempre, a pesar de nuestras infidelidades.

     Hermanos, en un acto de humildad, nos hemos preguntado:¿Quién es Jesús? Esta es una pregunta que necesitamos hacernos todos los días. En la medida que nuestro corazón se abra por medio del Espíritu Santo a la Gracia, podemos compartir este gran misterio, el misterio de la Redención (cfr. Jn 3, 16), de nuestro Dios que ha querido abajarse y hacerse uno de nosotros (cfr. Flp 2, 6-11), que ha cargado con nuestros pecados, que solo busca purificarnos, sanarnos y liberarnos ( cfr. Is 53, 5).

     Por amor al Padre se dejó humillar, abofetear, (cfr. Is 53, 7) ¿Quién es este Señor que domingo a domingo está aquí frente a nosotros en el Santísimo Sacramento? Pidámosle que nos ayude a comprender su grandeza y profundo amor por cada uno de nosotros.

     A partir de que San Pablo conoció a Cristo en el camino hacia Damasco y fue tumbado del caballo (cfr. Hch. 9, 1-20), se enamoró de Él tan profundamente que llegó a exclamar: “ todo es pérdida ante la sublimidad del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por quien perdí todas las cosas, y las tengo por basura para ganar a Cristo” (Flp 3, 8); Y también: “corriendo hacia la meta, para alcanzar el premio a que Dios me llama desde lo alto en Cristo Jesús”. (Flp 3, 14).

     Preguntémonos sí es así también para nosotros como lo fue para San Pablo. Enamorarse de Jesús solamente se consigue por medio de la oración constante, como nos lo dice hoy la Palabra del Señor; hablándole a Él, platicándole nuestra historia, es así como Él va tomando de nosotros toda nuestra vida, para llevarnos a alcanzar su estatura (cfr.Ef 4, 13).

     Se necesita en este caminar abajarnos, humillarnos, (cfr.Lc 14,11), hacernos como niños (Mt 18, 3). Desprendernos de nuestra manera de pensar (cfr. Ef 4, 22) y tomar la Suya (Rm 12, 2). Solamente así nuestra vida se irá a transformando. Es una oportunidad inmerecida el poder estar frente a Jesús en el Santísimo Sacramento, es escoger la mejor parte (cfr.Lc 10, 42).

     Hoy Jesús nos invita a orar sin cesar, de manera que las cosas del mundo no nos afanen hasta el punto de olvidarnos de Él: “«Marta, Marta, te preocupas y te agitas por muchas cosas; y hay necesidad de pocas, o mejor, de una sola»” (Lc 10, 41). Aprendamos a poner la oración en el primer lugar de nuestra vida como María, que se quedó a los pies de Jesús para escuchar su Palabra: “María ha elegido la parte buena, que no le será quitada.” (Lc 10, 42), vivir así, es anticipar la eternidad aquí en la tierra, esto es lo que Jesús desea de cada uno de nosotros.

Hno. Francisco María de la O 

OASIS DE ADORACIÓN

Los invitamos al Oasis de Adoración todos los domingos de 10:00am a 1:00pm en Buenos Aires 2901, Colonia Providencia, Guadalajara, Jalisco.







No hay comentarios.:

Publicar un comentario